Bolsa europea de software usado

Derecho

Fundamentos jurídicos para el comercio de software usado en la Unión Europea

Existe una legislación uniforme sobre derechos de autor en toda la Unión Europea, los Estados del EEE y Suiza. En ella se indica que los derechos de autor del fabricante de software se agotan una vez que el autor ha vendido su software por primera vez (Directiva 2001/29/CE de la UE, apartado 28).

En resumen, las sentencias del TJCE y del Bundesgerichtshof [Tribunal Superior Federal] contienen actualmente los siguientes derechos con respecto a la reventa de licencias de software:

  • Reventa de licencias individuales: permitida
  • División de licencias por volumen: permitida
  • Reventa de licencias académicas (las así llamadas licencias EDU): permitida
  • Comercio en línea de licencias transferidas: permitido
  • Nueva descarga del medio de instalación por medio del segundo adquirente: permitida
  • Derecho a actualizaciones/parches, etc. del segundo adquirente: permitido

 

Sin embargo, la legalidad del comercio de software usado está sujeta a ciertos requisitos:

  1. La copia del programa se ha comercializado en la UE o en Suiza con el consentimiento del fabricante/autor.
  2. Existe una venta definitiva, ningún alquiler.
  3. Si una copia del programa se vende a un tercero, el primer adquirente debe hacer que las copias restantes sean inutilizables.
  4. DEl usuario de un programa de ordenador debe poder demostrar, a través de la cadena de derechos, que tiene derecho a utilizar la copia del programa correspondiente.

Los empleados de li-x comprueban la transferibilidad de las licencias antes de cada venta. Esta solo puede comercializarse en el portal si la cadena de derechos está completamente documentada y se cumplen todos los requisitos legales.

kreisrundes Icon mit Waage der Justitia im Zentrum als Symbol für die rechtlichen Rahmenbedingungen zum Handel mit gebrauchter Software des EuGH's – dem Europäischen Gerichtshof

TJCE – Tribunal de Justicia Europeo

El Tribunal de Justicia Europeo aclaró, en su sentencia del 3 de julio de 2012, qué se entiende como principio de agotamiento en lo referente a copias de programas. Según la sentencia, la venta de licencias de software usado para copias de programas en «forma material o inmaterial» es legal, siempre que cumpla ciertas condiciones básicas (TJCE, sentencia de 3 de julio de 2012, exp. n° C-128/11, Curia, Considerando 55). La compra de una licencia de software también va acompañada del derecho de un segundo adquirente a descargar el software correspondiente de forma legal y actualizada (TJCE, sentencia de 3 de julio de 2012, exp. n° C-128/11, Curia, Considerando 85).

Puesto que el derecho de distribución del autor se agota después de la venta inicial del software, «debe considerarse que el segundo adquirente de la copia, como todo adquirente posterior, es [también] un “adquirente legítimo” de la misma a efectos del artículo 5, apartado 1, de la citada Directiva» (TJCE, sentencia de 3 de julio de 2012, exp. n° C-128/11, Curia, Considerando 85). Por consiguiente, el software adquirido en un soporte de datos o por descarga puede ser revendido. El primer adquirente solo tiene que cumplir la condición de «hacer inutilizable su propia copia en el momento de la reventa de esta» (TJCE, sentencia de 3 de julio de 2012, exp. n° C-128/11, Curia, Considerando 70).

Debe evitarse que se produzca una duplicación no autorizada, es decir, que, por ejemplo, se utilicen dos copias en lugar de una copia del programa. La inutilización del programa efectuada, por ejemplo, mediante la eliminación o destrucción de la copia del programa, garantiza que no se viole «el derecho exclusivo a la reproducción de un programa de ordenador que corresponde al autor de éste, previsto en el artículo 4, apartado 1, letra a), de dicha Directiva» (TJCE, sentencia de 3 de julio de 2012, exp. n° C-128/11, Curia, Considerando 70). Además, el primer adquirente cumple el marco legal para la reventa si una licencia no es dividida (TJCE, sentencia de 3 de julio de 2012, exp. n° C-128/11, Curia, Considerando 70). En el caso de una licencia de MS Office, por ejemplo, esto significa que Office no se divide en Excel, Word y Power Point, sino que se ofrece como un todo.

kreisrundes Icon mit stilisiertem Bundesgerichtshof im Zentrum als Symbol für die rechtlichen Rahmenbedingungen des BGH's – dem Bundesgerichtshofes zum Handel mit gebrauchter Software

BGH – Bundesgerichtshof [Tribunal superior federal]

El Bundesgerichtshof incluyó la sentencia del TJCE en la legislación alemana el 17 de julio de 2013. Por lo tanto, se permite distribuir licencias usadas y transferir los derechos asociados a las mismas al adquirente posterior de la licencia. Aquí también se equiparan entre sí las copias físicas y no físicas.

El adquirente posterior cumplirá con las directrices especificadas en la ley de derechos de autor tomando nota del «uso previsto» de la copia del programa indicado en el contrato de licencia. De esta manera, este puede evitar fácilmente una «violación de los derechos de autor de programas de ordenador» (BGH, de 17 de julio de 2013, exp. n° I ZR 129/08, juris, Considerando 86).

Con su reciente sentencia del 11 de diciembre de 2014, el BGH ha eliminado las últimas incertidumbres legales en el mercado del software usado. La Oberlandesgericht [Tribunal Superior Regional] de Fráncfort ya había dictado una sentencia en 2012 (exp. n° 11 U 68/11) que liberalizó ampliamente el mercado de software usado tomando como base la decisión del TJCE. La decisión se basó en el hecho de que las licencias adquiridas en contratos por volumen también pueden revenderse individualmente. El Bundesgerichtshof ha rechazado ahora en su totalidad el recurso de casación interpuesto por Adobe contra esta sentencia (exp. n° I ZR 8/13). De esta manera, se confirma la sentencia de la Oberlandesgericht de Fráncfort en última instancia y, además, son contestadas de forma concluyente todas las cuestiones jurídicas relacionadas con el comercio de software usado.

kreisrundes Icon mit Richterhammer im Zentrum als Symbol für die rechtlichen Rahmenbedingungen des OLG's – des Oberlandesgerichtes – zum Handel mit gebrauchter Software

OLG – Oberlandesgericht [Audiencia territorial]

En la sentencia del 18 de diciembre de 2012, que aplica por primera vez la sentencia del TJCE, la Oberlandesgericht de Fráncfort del Meno dictaminó que la venta de licencias usadas es legal. Según la decisión de la OLG, las licencias de los contratos de volumen también pueden venderse individualmente.

«La reventa de copias del programa en disputa […] no conduce a una división inadmisible de una licencia única en el sentido de una licencia de volumen, múltiple o de paquete» (OLG de Fráncfort del Meno BGH, 18 de diciembre de 2012, exp. n° 11 U 68/11). En este caso, no importa qué número de serie lleven las licencias instaladas en un ordenador.

Ya en 2006, los tribunales de Hamburgo sostuvieron que el principio del agotamiento también entró en vigor para los contratos de volumen. En consecuencia, por ejemplo, «la venta de licencias individuales de software de Microsoft que anteriormente se habían expedido en el marco de acuerdos de licencia por volumen como, por ejemplo, los contratos Select, también es efectivamente posible sin el consentimiento de Microsoft […] y no infringe los derechos de autor de Microsoft» (LG Hamburgo, 10 de septiembre, exp. n° 315 O 267/07).

kreisrundes Icon mit Flagge der Schweiz im Zentrum als Symbol für die in der Schweiz geltenden rechtlichen Rahmenbedingungen zum Handel mit gebrauchter Software

Suiza

En Suiza también es legal la venta y adquisición de licencias usadas de software para copias de programas. Con la venta del software en cualquier forma, se agota el derecho de distribución del autor, ya que, con dicha venta, el fabricante cede al primer adquirente los derechos de uso de la copia del programa de ordenador (Rigamonti, Aktuelle juristische Praxis 2010, 584).

En la legislación suiza sobre derechos de autor, el agotamiento del derecho de distribución se trata de la misma manera que en la UE: «Si un autor o autora ha vendido un programa de ordenador o ha autorizado su venta, este puede ser usado o revendido» (Bundesgesetz über das Urheberrecht und verwandte Schutzrechte, Art. 12 párrafo 2). Este principio es la base de la sentencia del Kantonsgericht [Tribunal cantonal] de Zug de 4 de mayo de 2011, por la que se autoriza la comercialización de licencias usadas de copias de programas en forma física y no física (Kantonsgericht Zug, 4 de mayo de 2011, exp. n° ES 2010 822).